Sopa de cebolla

Sopa francesa de cebolla en pan

Al Horno, Plato principal, Recuerdos

English Version

La primera vez que comí una sopa servida dentro de un pan fue en el muelle del pescador en San Francisco, que comí puchero de almejas, me pareció genial el poder comer literalmente hasta el plato.

Me dicen que mi primo Víctor Manuel, era amante de esta sopa, y en mi memoria alguna publicidad de un restaurante caraqueño alguna vez vi la fotografía de esta sopa hecha en un pan, fue así que cuando tuve la oportunidad de hacerla, no aguanté y la convertí en algo delicioso.

El truco esta en impermeabilizar el pan con queso para que el pan no filtre la sopa y mantenga la forma hasta el final.

INGREDIENTES

1 kg de cebollas medianas finamente rebanadas a lo largo
3 ramitas de tomillo fresco
2 hojas de laurel
3/4 cucharadita de sal
1/4 taza de mantequilla sin sal
3/4 taza de vino blanco seco
4 tazas de caldo de carne bajo en sodio
1 1/2 tazas de agua
1/2 cucharadita de pimienta negra
6 Pan francés pequeños (de 200 gr) con la costra gruesa
200 gr de queso Gruyère rebanado (6 rebanadas)
200 gr de queso Emmental rebanado
2 cucharadas Parmigiano-Reggiano rallado

PREPARACIÓN

Cocine las cebollas con el tomillo, laurel y sal en la mantequilla dentro de una olla grande (que permita 10 tazas) a fuego moderado, descubierto y removiendo frecuentemente hasta que las cebollas estén muy suaves y doradas, aproximadamente 45 minutos.

Agregue el vino y cocine removiendo por 2 minutos. Incorpore el agua, el caldo y la pimienta, cocine descubierta a fuego lento, removiendo ocasionalmente durante 30 minutos.

Ubique la rejilla del horno en la posición central y precaliente el horno a 350°F.

Mientras, corté un círculo en la parte superior de cada hogaza de pan y retire la mayor parte de la miga, ordene las rebanadas de Emmental hasta para que cubran completamente la parte interna del pan, hornee por 10 o 15 minutos, tiempo suficiente para que el queso se derrita y cubra se adhiera al pan sin quemarlo.

Retire el pan del horno y precaliente el rostizador, retire las ramas de tomillo y laurel de la sopa, rellene los panes con la sopa y cubra con la rebanada de queso Gruyère permitiendo que los bordes queden por fuera del pan, luego rocíe con Parmigiano-Reggiano.

Introduzca de nuevo el pan en el horno y rostice a 10 o 12 cm de la resistencia hasta que el queso se haya derretido y este burbujeando, uno o dos minutos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s