Papa horneada rellena

Papas al horno con tocineta y cebollín.

A la Parrilla, Al Horno

Versión en Inglés

Desde pequeño me intrigaban las patatas horneadas, uno de mis recuerdos de infancia era un local de comida rápida llamado Mr. Potato donde el centro del menú eran estas delicias.

Hacer el correcto relleno para las patatas horneadas no es quizás una preparación con el menor contenido calórico, no es una receta para todos los días pero si para un momento especial.

Para mi el truco de un delicioso relleno de papas horneadas es la proporción de mantequilla, crema agria y la papa.

Esta receta es ideal para hacer a la parrilla o al horno, perfectas para una parrillada en el verano!

INGREDIENTES

4 papas grandes lavadas de aproximadamente 500 g c/u
500 g de mantequilla
1 taza de crema agria
Un tallo de cebollín
4 cucharadas de perejil picado
8 rebanadas de tocineta cocida
Papel de aluminio

PREPARACIÓN

Precaliente el horno a 400 °F

Envuelva las patatas en papel de aluminio y llévelas al horno por la menos 30 minutos, hasta que al pincharlas con un tenedor estén suaves.

Retire del horno y déjelas refrescar

Con un guante o un paño tome cada patata, y corte en la parte superior y retire la mayor parte del contenido sin llegar a la piel y coloque lo retirado en un tazón.

Mezcle en el tazón las papas calientes, con la mantequilla, crema agria, cebollín, perejil y la mitad de la tocinefa picaditos hasta lograr un puré suave y homogéneo.

Coloque este puré en una manga pastelera.

Con la manga, rellene cada patata y rocie con la tocineta tostada picada en trocitos.

Contenido Nutricional
(por cada papa)

Calorías 1454
Carbohidratos 82 g
Grasa 117 g
Porteína 15 g
Sodio 902 mg
Azúcar 3 g

Advertisements
Nuggets

Nuggets de Pollo Saludables

Al Horno, Fácil de hacer, Saludable

Versión en Inglés

Yo soy hijo único, sin embargo crecí con mis primos, uno de ellos, la más cercana a mi edad tiene un hijo varón, Asier, quien por “practicidad” de su madre se acostumbró a comer “papita y pollito” y pollito se refería nuggets congelados de pollo.

Si bien los nuggets pre empacados tienen un discutible contenido proteico, el contenido calórico de los mismos y la calidad de los nutrientes no me parecen los mejores para niños o para adultos.

Cuando Asier viene a casa de visita se come los nuggets sin chistar, de hecho le encantan, son fáciles de hacer y mucho más saludables.

Receta para 4 porciones

INGREDIENTES

500g de pechugas de pollo molidas sin piel
1 huevo batido
1/2 taza de ajonjolí
2 cucharadas de semillas de mostaza

PREPARACIÓN

Sobre un pedazo de papel de aluminio o papel encerado forme un cilindro con la pechuga de pollo, el diámetro del cilindro será el tamaño de sus nuggets, lleve al congelador por al menos 1 hora para que la mezcla esté lo suficientemente firme para poderla cortar.

Precaliente el horno a 350 ºF

Coloque papel de aluminio o papel para hornear sobre una bandeja de horno.

Coloque en un tazón pequeño el huevo batido y en otro mezcle las semillas de mostaza y ajonjolí

Rebane el cilindro de pollo en porciones no muy anchas (1,5 cm máximo)

Pase las raciones de pollo por huevo y luego por las semillas para que se adhieran, si no quedan completamente cubiertas pase de nuevo por huevo y por las semillas.

Coloque las piezas cubiertas con las semillas en la bandeja de horno, una vez terminado esto, hornee por 20 minutos.

Enfríe y sirva con su aderezo de preferencia

CONTENIDO NUTRICIONAL
(contenido para 4 porciones aproximadamente)

Calorias 287
Carbohidratos 7 g
Grasa 16 g
Proteína 31 g
Sodio 59 mg
Azúcar 1 g

 

Pimientos de padón

Pimientos de Padrón

Al Horno, Fácil de hacer, Receta básica, Saludable

Versión en Inglés

Hay personas que son importantes en la vida de uno y muchas veces ellos no están conscientes de ello, para mi una de esas personas es Rafael, uno de mis mejores amigos. Hace unas semanas Rafa público una foto de los pimientos de padrón hechos por su madre y me comprometí a buscar una receta para prepararlos.

Los pimientos de padrón son una variedad de los pimientos Capsicum annuum, Originarios de la municipalidad de padrón en La Coruña al noroeste de España. Como son una variedad, su picor es de ninguno a moderado y sólo una minoría (el 20% aproximadamente) son particularmente picantes, esto va a depender entre otros factores de la cantidad de agua y luz solar que reciben durante su crecimiento.

Rafa, además es un creyente de la vida saludable, hasta escribió el libro “En Buena Salud ” (Que además quedo en el top 10 de libros en español de Amazon en 2011), por lo que busque preparar esta receta de la forma tradicional y una reducida en grasas.

Esta receta es básica,  para servirlos como “tapas” o pasapalos.

INGREDIENTES

250 g de pimientos de padrón

1/2 taza de aceite de maíz  (para freír)

2 cucharadas de aceite de oliva (si se van a hornear)

1/2 cdta de sal marina.

PREPARACIÓN

Lave y seque bien los pimiento.

Corte con un Cuchillo de Puntilla las puntas en dos partes los pequeños y en 4 partes los grandes.

Si los va a hacer fritos:

En un sartén a fuego medio alto coloque el aceite hasta que esté caliente para freír. Fría los pimientos por un lado y luego por el otro hasta que estén dorados (5 minutos aproximadamente)

Retire del fuego y coloque en un escurridor de metal con papel absorbente para absorber el aceite.

Si los va a hacer al horno:

Precaliente el horno a 400 ºF

En una tacita coloque el aceite de oliva y con una brocha de pastelería pinte cada pimiento por ambos lados

Coloque en una plancha de hornear y hornee por 12 minutos

Con una pinza voltee los pimientos y hornee 5 minutos más

Retire la bandeja del Horno

Coloque los pimientos en un plato y rocíe con sal marina. Ahora, A comer!

La diferencia entre ambas recetas, es que al horno el sabor es más intenso, y ahumado mientras que fritos la cocción es más rápida y el sabor es más ligero.

CONTENIDO NUTRICIONAL Fritos                 Horneados Calorias                    746                      407 Carbohidratos          36 g                    36 g Grasas                      71 g                    33 g Proteínas                    6 g                       6 g Sodio                    936 mg                937 mg Azúcar                       0 g                       0 g

Brownies

Brownies

Al Horno, Fácil de hacer, Postres, Receta básica

Versión en Inglés

Sigo haciendo este viaje por la calle del recuerdo, otra receta de mi infancia fueron los brownies, un postre que data de principios del siglo 20 en Chicago, una mezcla entre galleta y torta. Existen muchas versiones de brownies, mi primer contacto con ellos fue por una cuña de televisión de Pilsbury, de aquellos brownies de caja al día de hoy las cosas han cambiado un poco, esta receta de brownies la conseguí hace un par de años, es baja en azúcar, y rica en cacao, es una pena que no pueda también ser baja en grasas, por lo que hay que comerlos con moderación.

En Venezuela utilizo el chocolate y cacao de Mis Poemas, sin embargo, se puede utilizar cualquiera que tenga alto contenido de cacao como los que se encuentran vínculados en los ingredientes

INGREDIENTS

1 Taza Mantequilla sin sal, a temperatura ambiente.
2 tazas Azúcar
1/2 taza chocolate oscuro (85% Cacao), derretida y refrescada
3 Huevos Grandes
1 cdta. vainilla
3/4 tazas harina todo uso
1/4 tazas  100% Cacao en Polvo

Equipo especial : Pieza de horno de 33 x 22 cm

PREPARATION

Precaliente el horno a 350° F. Cubra con papel de aluminio el molde de horno y rocíe con aceite.

Coloque en un tazón la mantequilla y bata hasta te esté ligera y de un color amarillo claro. Añada el azúcar y mezcla hasta que esté suave y cremoso.

Incorpore el chocolate, luego los huevos uno a la vez y bata después de añadir cada uno, luego batir de último la vainilla.

Cernir la harina con el cacao y mezcle con movimientos envolventes hasta que esté combinado.

Transfiera la mezcla a la pieza de horno extendiéndola hasta que esté pareja.

Hornee hasta que estén ligeramente esponjados en los bordes y tengan una superficie brillante, aproximadamente 30 minutos.

Retire del horno y deje enfriar por 10 minutos, luego retire del molde hasta que enfríen completamente antes de picarlos en cuadros.

Sopa de cebolla

Sopa francesa de cebolla en pan

Al Horno, Plato principal, Recuerdos

English Version

La primera vez que comí una sopa servida dentro de un pan fue en el muelle del pescador en San Francisco, que comí puchero de almejas, me pareció genial el poder comer literalmente hasta el plato.

Me dicen que mi primo Víctor Manuel, era amante de esta sopa, y en mi memoria alguna publicidad de un restaurante caraqueño alguna vez vi la fotografía de esta sopa hecha en un pan, fue así que cuando tuve la oportunidad de hacerla, no aguanté y la convertí en algo delicioso.

El truco esta en impermeabilizar el pan con queso para que el pan no filtre la sopa y mantenga la forma hasta el final.

INGREDIENTES

1 kg de cebollas medianas finamente rebanadas a lo largo
3 ramitas de tomillo fresco
2 hojas de laurel
3/4 cucharadita de sal
1/4 taza de mantequilla sin sal
3/4 taza de vino blanco seco
4 tazas de caldo de carne bajo en sodio
1 1/2 tazas de agua
1/2 cucharadita de pimienta negra
6 Pan francés pequeños (de 200 gr) con la costra gruesa
200 gr de queso Gruyère rebanado (6 rebanadas)
200 gr de queso Emmental rebanado
2 cucharadas Parmigiano-Reggiano rallado

PREPARACIÓN

Cocine las cebollas con el tomillo, laurel y sal en la mantequilla dentro de una olla grande (que permita 10 tazas) a fuego moderado, descubierto y removiendo frecuentemente hasta que las cebollas estén muy suaves y doradas, aproximadamente 45 minutos.

Agregue el vino y cocine removiendo por 2 minutos. Incorpore el agua, el caldo y la pimienta, cocine descubierta a fuego lento, removiendo ocasionalmente durante 30 minutos.

Ubique la rejilla del horno en la posición central y precaliente el horno a 350°F.

Mientras, corté un círculo en la parte superior de cada hogaza de pan y retire la mayor parte de la miga, ordene las rebanadas de Emmental hasta para que cubran completamente la parte interna del pan, hornee por 10 o 15 minutos, tiempo suficiente para que el queso se derrita y cubra se adhiera al pan sin quemarlo.

Retire el pan del horno y precaliente el rostizador, retire las ramas de tomillo y laurel de la sopa, rellene los panes con la sopa y cubra con la rebanada de queso Gruyère permitiendo que los bordes queden por fuera del pan, luego rocíe con Parmigiano-Reggiano.

Introduzca de nuevo el pan en el horno y rostice a 10 o 12 cm de la resistencia hasta que el queso se haya derretido y este burbujeando, uno o dos minutos.

Pan

Pan Francés

Al Horno, Receta básica

Versión en Inglés

Una de las cosas que más me relaja es hacer pan, es un proceso casi mágico el poder convertir diversos polvos en una hogaza de pan, además el pan es tan fácil de hacer y tan versátil que bien vale la pena intentarlo al menos una vez.

El pan tiene sus trucos para lograr suaves migas esponjadas o costras gruesas, cosa que iremos experimentando poco a poco.

La receta del pan francés lleva levadura activa en pasta, que es la que utilizan en la panadería comercial, sin embargo, el instituto de panadería de san francisco recomienda que se puede sustituir por levadura instantánea utilizando el 40% del peso de la levadura fresca.

Esta receta de pan francés, es básica y fácil de hacer, una vez que se acostumbre al manejo de la masa puede comenzar a experimentar, colocándole especias, o diferentes harinas.

INGREDIENTES

1 kg de harina de trigo todo uso (7 tazas)
1/4 taza de azúcar
2 cucharadas de sal
100 gr de mantequilla con sal a temperatura ambiente
30 g de levadura fresca o 2 cucharadas de levadura instantánea
3 cucharadas de leche en polvo
2 tazas de agua tibia

PREPARACIÓN

En un tazón grande se mezclan los ingredientes secos, incluyendo la levadura.

Agregue la mantequilla y mezcle.

Adicione el agua tibia y amase todos los ingredientes hasta incorporar

Coloque sobre un mesón enharinado y amase hasta tener una masa suave y elástica.

Engrase el tazón con un poco de aceite o mantequilla, regrese la masa y cubra con un paño húmedo por aproximadamente 90 a 120 minutos, hasta qué haya duplicado su tamaño.

Presionando con la mano desinfle la masa y divida en 2, 4 o 6 raciones, dependiendo del tamaño que desee las hogazas.

Extienda la masa con un rodillo hasta formar un rectángulo de un poco más de un centímetro de alto y enrolle sin apretar demasiado, para hacer panes largos tipo bagette o doble las puntas hacia adentro para hacer panes redondos.

Engrase una bandeja para el horno y coloque las hogazas de pan separadas entre sí, cúbralas con el paño húmedo hasta que tripliquen su tamaño (aproximadamente 2 horas)

Precaliente el horno a 400 °F

Utilizando un atomizador, rocíe un poco de agua sobre las hogazas de pan, con un cuchillo afilado haga cortes transversales sobre las hogazas de pan e introduzca en el horno por 20 a 25 minutos hasta dorar.

Para obtener una costra más gruesa, rocíe 3 o 4 veces más agua sobre los panes mientras están dentro del horno (en intervalos de 4 minutos aproximadamente)

Retire del horno y deje enfriar por la menos 90 minutos antes de cortar.