Ceviche de Mango

Ceviche de Mango Verde

Fácil de hacer, Ingredientes, Saludable

Versión en Inglés

Es temporada de mangos, lo que quiere decir que tendremos mangos por unas cuantas semanas, una de las cosas maravillosas de Caracas es la cantidad de arboles frutales en toda la ciudad, lo que hace grandioso el caminar por las calles y conseguir mangos, poma rosas o mamoncillos en esta época del año. Esta será la Semana del Mango, con recetas para que lo pueda preparar de formas diferentes.

Si bien los mangos son una deliciosa fruta altamente fibrosa y extremadamente dulce, hay cosas que se pueden hacer con la fruta verde, postres o salados.

Ahora, esto es una receta que se torna al lado salado, acidez, picante y dulce se mezclan para crear esta versión vegana de Ceviche.

Puede servirlo como entrada, o como contorno de carnes, pollo o cerdo a la parrilla.

INGREDIENTES

5 Mangos verdes
3 Cebollas moradas
2 tallos de cebollín
1 Taza de limón
2 Ajíes picantes al gusto
1 cdta. de sal
1 Taza de cilantro picadito
Hojas de cilantro de adorno

PREPARACIÓN

Con un pelador de vegetales retire la piel de los mangos hasta eliminar todo lo verde

Pique cada lado en 5mm de ancho y luego en tiritas

Rebanar finamente la cebolla morada y la parte blanca de los cebollines.

Retirar las semillas de los ajíes picantes y rebanar finamente

Colocar en un tazón no reactivo (vidrio o acero inoxidable) y añadir el jugo de limón, y sal y reposar al menos por 2 horas.

al momento de servir, mezclar con el cilantro picado y servir con la menor cantidad de liquido posible.

INFORMACIÓN NUTRICIONAL
Para 4 raciones

Calorías 118
Carbohidratos 34 g
Grasa 0 g
Proteína 3 g
Sodio 479 mg
Azúcar 21 g

Advertisements
Nuggets

Nuggets de Pollo Saludables

Al Horno, Fácil de hacer, Saludable

Versión en Inglés

Yo soy hijo único, sin embargo crecí con mis primos, uno de ellos, la más cercana a mi edad tiene un hijo varón, Asier, quien por “practicidad” de su madre se acostumbró a comer “papita y pollito” y pollito se refería nuggets congelados de pollo.

Si bien los nuggets pre empacados tienen un discutible contenido proteico, el contenido calórico de los mismos y la calidad de los nutrientes no me parecen los mejores para niños o para adultos.

Cuando Asier viene a casa de visita se come los nuggets sin chistar, de hecho le encantan, son fáciles de hacer y mucho más saludables.

Receta para 4 porciones

INGREDIENTES

500g de pechugas de pollo molidas sin piel
1 huevo batido
1/2 taza de ajonjolí
2 cucharadas de semillas de mostaza

PREPARACIÓN

Sobre un pedazo de papel de aluminio o papel encerado forme un cilindro con la pechuga de pollo, el diámetro del cilindro será el tamaño de sus nuggets, lleve al congelador por al menos 1 hora para que la mezcla esté lo suficientemente firme para poderla cortar.

Precaliente el horno a 350 ºF

Coloque papel de aluminio o papel para hornear sobre una bandeja de horno.

Coloque en un tazón pequeño el huevo batido y en otro mezcle las semillas de mostaza y ajonjolí

Rebane el cilindro de pollo en porciones no muy anchas (1,5 cm máximo)

Pase las raciones de pollo por huevo y luego por las semillas para que se adhieran, si no quedan completamente cubiertas pase de nuevo por huevo y por las semillas.

Coloque las piezas cubiertas con las semillas en la bandeja de horno, una vez terminado esto, hornee por 20 minutos.

Enfríe y sirva con su aderezo de preferencia

CONTENIDO NUTRICIONAL
(contenido para 4 porciones aproximadamente)

Calorias 287
Carbohidratos 7 g
Grasa 16 g
Proteína 31 g
Sodio 59 mg
Azúcar 1 g

 

Tequeños

Tequeños y jugo de patilla, los sabores de mi infancia

Comida Venezolana

Versión en Inglés

Recordando los sabores de mi infancia recuerdo claramente los desayunos de fin de semana en la calle, mama me llevaba a comer y yo escogía siempre un tequeñon con un vaso de jugo de patilla.

Algo se ha escrito sobre el origen de los tequeños, pero no hay unanimidad ni documento alguno que permita demostrar su nacimiento y todo se queda en interpretaciones especulativas o anecdóticas sin rigor histórico. Según el profesor Rafael Cartay, el tequeño es “un aperitivo o pasapalo frito, de forma cilíndrica, hecho con una barrita de queso semiduro envuelta en tiras de masa de harina de trigo. Se cree que fue inventado en Los Teques”. Para la época del siglo XIX, Los Teques era una zona exclusiva para las vacaciones de las familias más acaudaladas de Caracas, y desde sus inicios, el pequeño era servido como acompañante del plato principal, en algunos casos se les rociaba azúcar, pero en la actualidad el Tequeño es por excelencia el pasapalo típico venezolano, denominándolo “El Rey de la Fiesta.

Según el escritor gastronómico venezolano Miro Popic, lo de Los Teques no es necesariamente así. El profesor José Rafael Lovera nos remite a la Caracas del siglo XIX, donde existía un barrio El Teque. En una oportunidad atraparon a un guapetón y ante la acusación de que estaba conspirando, el negó todo, diciendo que estaba “comprando unos pastelitos de queso en una panadería”. Es posible que esos pastelitos hayan derivado luego en los tequeños que conocemos ahora.

Investigando, Popic se ha dado con una nueva versión según la cual los tequeños son de origen zuliano. La fuente, dice que nacieron en la Villa del Rosario, a comienzos de siglo XX, creados por un señor de origen italiano y de apellido Franco. Interpretando el hecho, tiene sentido porque ¿qué es un tequeño? Es un trozo de queso forrado en masa que se fríe y en el Zulia, con esa ganadería generosa que pasta al sur del lago, el queso es abundante y forma parte de la dieta diaria. Además, los zulianos comen todo frito. Nada de raro tiene que a alguien se le ocurriera envolver un trozo de queso en masa de harina de trigo con la que los vecinos merideños hacen los pastelitos y los italianos el calzone. Dice Popic que se hacía con un queso llamado de matera que tiene suficiente consistencia para soportar la altas temperaturas y conservar estructura.

INGREDIENTES

3 tazas de harina de trigo
1 cucharada de sal
2 huevos grandes
2 cucharadas de aceite de maíz
1/3 taza de agua
1/2 kg Queso blanco semi duro
Aceite suficiente para freír

PREPARACIÓN

La masa:

En un tazón grande se cierne la harina de trigo, luego se forma un volcán donde se va vertir huevos y aceite y gradualmente incorporar agua  hasta conseguir una masa uniforme.

Una vez obtenida una masa homogénea, extienda con un rodillo hasta obtener una masa fina de no más de 2mm de grosor.

Armado de los Tequeños:

Se corta el queso en tiras de 1cm de ancho y 12 cm de largo aprox para hacer tequeñones y en 6 cm para hacer tequeños pasapalos.

Se corta la masa en tiras largas de aprox 3 cm de ancho, para los tequeñones y 1 cm para los tequeñitos.

Para armar el tequeño se toma el bastón de queso y se coloca sobre uno de los extremos de la tira de masa, dando vuelta al hasta  que la masa cubra por completo.

Luego, se corta la tira y se enrolla el resto de la tira de masa sobre el bastón en forma de espiral, hasta cubrirlo por completo. 

A medida que se van preparando se reservan en una bandeja de horno previamente espolvoreada con harina. Se hacer con anticipación y congelarlos hasta un mes.

Cocción:

En una olla con abundante aceite bien caliente se fríen los tequeños hasta dorarlos levemente, se retiran del aceite y se escurren sobre papel absorbente.

Si los quieres hacer horneados, se introducen en el horno precalentado a 350 °F hasta qué estén dorados, unos 15 minutos aproximadamente, luego con cuidado, utilizando unas pinzas se voltean hasta dorar el otro lado.